24 nov. 2014

Segundo cumpleaños de Inés


Me parece increíble que ya mi pequeña tenga dos añitos... aunque más increíble aún me parece que lleve un año sin publicar nada! Me da muuuucha penita tener tan abandonado el blog y, claro está, la repostería: apenas hago nada, no tengo naaada de tiempo :(

Pero no hay mejor ocasión que el cumpleaños de mi peque!! Así que le preparé esta tartita y unas galletas de Peppa Pig (sin glasa pero no quedaron mal del todo).


 Normalmente para las tartas soy fiel a mi libro de Primrose Bakery porque siempre salen buenísimos, pero esta vez decidí probar una receta nueva. Tampoco arriesgué demasiado porque me fui a buscar a Postreadicción y probé este rico bizcocho de chocolate. La verdad que estaba muy muy bueno, con un sabor intenso a chocolate pero sin empalagar. El relleno era un swiss meringue buttercream de vainilla, que hacía mucho tiempo que no lo hacía y está mucho más rico, y llena menos, que el buttercream normal. La receta la tengo de un curso de cupcakes que hice en Megasilvita hace unos años y usé una estupenda vaina de vainilla de Selectum que tenía congelada.



Las galletas, como siempre, siguen la receta de Postreadicción.

Swiss meringue buttercream

Los ingredientes de esta receta siguen la proporción 1-2-3.

100 gr de claras pasteurizadas
200 gr de azúcar
300 gr de mantequilla, a temperatura ambiente y troceada

Verter las claras con el azúcar en una cacerola pequeña a temperatura media y remover constantemente hasta que se disuelva completamente el azúcar, que no se noten los granitos de azúcar. Echar la mezcla en el bol del robot y batir a velocidad alta hasta que las claras monten y formen picos (unos 10 min.). El merengue debe estar a temperatura ambiente antes de añadir la mantequilla.
Añadir la mantequilla en trozos, poco a poco, sin dejar de batir a velocidad baja. Al principio parecerá que la mantequilla se ha cortado pero hay que seguir batiendo hasta que la mezcla esté cremosa y suave.
Añadir la esencia de vainilla o del sabor deseado y teñir del color deseado.

Aprovecho la entrada para dejaros este experimento de mini oreos que hice con chocotransfer que, por ser la primera vez supongo, no quedaron del todo bien (además con el calor se derretió un poco el chochotransfer y al despegarlo se quedaba pegado). Espero coger el punto porque es una técnica sencilla y resultona! Los dibujos los encargué a Nube de Caramelo.



Espero no tardar otro año en publicar la siguiente entrada...




1 comentario: